Iván Orange. Copywriter.

Pienso en lo que el cliente quiere escuchar y lo escribo

Los humanos somos egoístas por naturaleza.

Entender esto y aplicarlo en los negocios significa engordar tus ventas. Y si te apuntas a mi lista, te enseño cómo hacerlo:

.

«La base del copywriting es darle al público lo que espera,
de una manera que no espera» — Yo.

 

Si eres copywriter, dueño de un negocio u otro profesional del marketing, y te gustaría que tus ofertas atraigan a más consumidores, cobrando más que tu competencia…
Quizá deberías seguir leyendo.

A ver cómo te lo explico…

Por mucho que te hayan contado el cuento de vivir sin jefe, trabajar 4 horas al día, y hacer miles de euros «en pasivo» mientras tú estás a otras cosas…

Eso no va así.

En la vida real, al principio no hay otro camino que el de currar y comerte el tarro como un cabrón.

Verás.

Ganar dinero y ser rentable en internet no es fácil

Ni rápido.

Ni necesariamente cómodo.

Pero sí es muy simple

La gente compra. Compra mucho.

El dinero está ahí, para quien quiera (y sepa) verlo.

Y antes de comprar, las personas siempre leen. Se informan, comparan, investigan.

Y para que te lean y te compren a ti, solo tienes que hacer bien tres cosas:

1) Buscar un mercado que quiera solucionar un problema
2) Ofrecer algo que solucione ese problema
3) Saber qué decir para que esa audiencia desee comprarlo

Y con esto hay dos errores gordos.

Miras ahí afuera y casi lo único que ves son negocios buscando clientes. Error uno.

El error dos es que tratan de hacerlo hablando de sí mismos.

Y claro… ¿Sabes qué provoca eso?

Mensajes de venta agresivos, fríos, robóticos, calcados y sin personalidad. Mensajes que dejan al aire la tremenda necesidad que hay por vender.

Miles y miles de webs que cuentan lo mismo, pero no dicen nada.

¿Lo gracioso?

La mayoría echa balones fuera.

Echan la culpa a que el mercado está saturado. O a que la gente no gasta dinero. O que «no saben apreciar mi trabajo» o incluso lo mejor de todo…

 

«Es que las nuevas políticas de Apple
han jodido los anuncios, así no se puede vender.» 

 

Obviamente, no tengo ni idea de a qué te dedicas y qué situación estás pasando ahora.

Lo que sí sé es que si tienes la mentalidad de arriba, ya puedes pasarte todo el día llorando si quieres. (Pero por favor, no aquí).

Si lo que te interesa es conocer nuevos enfoques para que tu marca sea mucho más atractiva, auténtica y atraiga mejores clientes, puedes aprenderlo aquí:

.

¿Qué puedes esperar de mi newsletter?

Mando 1 email *cada día*

En ellos comparto consejos sobre:

-Copywriting
-Email marketing
-Ventas
-Storytelling
-Creación de audiencias
-Desarrollo de marca personal
-Ingresos online
-Emprendimiento
-Consolidar tu negocio como copywriter
-Productividad

Para que hagas un buen marketing sin aparentar lo que no eres.

Sin tener que llenar la web de testimonios.

Y usando tu personalidad.
Tus ideas.
Tú.

Por supuesto, también promociono mis servicios y formaciones. Si crees que te puedo ayudar en algo fenomenal, y si no, también. Te puedes dar de baja cuando quieras.

De hecho…

A veces me critican o me insultan y luego se van, y otras me llegan mensajes como estos:

raissa

Si no eres de escuchar opiniones diferentes a la tuya, o no quieres que te hablen de temas controvertidos, entonces no te suscribas a mi lista porque no te va a gustar.

Por el contrario…

Si te mola conocer perspectivas diferentes sobre el marketing, los negocios y la vida misma, y reflexionar, entonces mi email de bienvenida debería ser un buen filtro para ver si pasas la prueba:

.

Vaya… ¿Aún sigues aquí? Pues menos mal, porque la historia de abajo encierra una gran lección de marketing

Anatomía de una bancarrota

Hace mucho tiempo leí una de las historias más crueles sobre cómo hundir una gran empresa en un solo paso.

Lo mismo te hace cambiar el chip.

O no.

Le ocurrió al recientemente fallecido Clayton Makepeace (uno de los mejores redactores publicitarios y expertos en marketing que han caminado sobre la Tierra).

Esta es la historia:

En la década de los 80 este hombre decidió ayudar a un empresario a hacer crecer su pequeño negocio.

Para involucrarse por completo puso solo una condición:

Que él debería hacerse cargo de TODO lo que formara parte o pudiera influir en la estrategia de ventas. Desde los textos, los anuncios, la creación de ofertas, los envíos, la captación…

Todo.

Y solo combinando (de forma inteligente) un poco de estrategia y unos textos de venta acojonantes comenzaron a atraer entre 5.000 y 10.000 clientes al mes. Y así, uno detrás de otro, hasta llegar a los 120.000 clientes activos.

También cuadriplicaron los beneficios.

Y consiguió hacer de ese pequeño negocio,

 

La empresa más grande de su sector en menos de 3 años.

 

Todo iba tan bien que el dueño decidió vender la empresa y retirarse.

Pero sucedió algo que nadie esperaba.

Atiende.

Los nuevos dueños (unos pijos recién graduados en negocios en la universidad de Oxford) hicieron desaparecer literalmente el marketing de la ecuación.

Empezaron a tener muchas reuniones «de equipo». Esas en las que todos hablan pero nadie hace nada. Pusieron en espera las principales campañas de venta. 

Clayton, molesto, advirtió a los dueños de que si no volvían a dirigir sus esfuerzos en el las estrategias de venta, la empresa se iría a la quiebra.

Lo que provocó que todos se rieran de él y le dijeran que estaba exagerando.

Poco después, viendo el desastre que se avecinaba, con las ventas y el número de clientes desplomándose sin control como las torres gemelas, decidió dejar a ese cliente.

Y antes de salir del despacho por última vez, le dijo al director que en menos de seis meses la empresa se iría al carajo.

Pero se equivocaba…

La empresa se declaró en bancarrota ¡solo 90 días después!

Así que la moraleja es muy clara:

Las empresas inteligentes ponen el marketing primero

Y si te interesa aprender más sobre cómo hacer marketing inteligente, es aquí:

.

cari… ¿fuiste a por el pan?

mmmm, no pero ¿qué era?

un bollo de esos para poder mojar bien en las lentejas, ¿sabes no?

sí, claro… Enseguida voy. Por cierto, he encontrado la forma de aprovecharme de los que visitan mi web para que nos paguen las próximas vacaciones

no me digas, ¿qué es?

espera… dame un momento, que acabo de escuchar un ruido…

esto… emmm

¿Qué haces aquí todavía, cotilla? ¿No te habías suscrito? Vaya, en ese caso voy a tener que gastar mi último cartucho:

Cómo se escribe un email de 3.891€ en menos de 20 minutos

Esta es una captura real de un email que escribí el 18/10/2020.

La cifra de abajo es lo que facturó en un día.

 

Sin lanzamientos, sin embudos, sin publicidad y sin descuentos.

Después de escribir más de mil emails como este para sectores muy diferentes, he aprendido que vender por email es fácil… cuando conoces las REGLAS. En este descargable gratis verás cómo hice este correo y te mostraré algunas de las más importantes para escribir emails que venden y enganchan, en unos pocos minutos.

Como copywriter he escrito para:

Sectores como el coaching, desarrollo personal/espiritual, marketing online, Ecommerce, mnemotecnia, música, fitness, alimentación vegana, audiovisual, cosmética natural y salud femenina.

Entre todos, he facturado cifras cercanas al millón de euros, y más de 384.000€ solo a base de emails.

Entonces, creo que sería un poco sensato (y puede que inteligente) escuchar lo que puedo decir sobre el tema.

En el PDF que puedes descargar abajo comparto algunas ideas fundamentales sobre venta escrita que no encontrarás en muchos de los cursos de email marketing o storytelling que verás por ahí.

A partir de ahí, es cosa tuya.

.

Y por si te apetece leer algo...

Copyright 2021 © Todos los derechos reservados. | Iván Orange