Mi técnica secreta de Halloween para escribir copy.

Este fin de semana, Oriana y yo estuvimos en la fiesta de cumpleaños de una amiga.

Era la primera vez en muuucho tiempo que podíamos salir tranquilos a algún sitio sin tener que cargar con los niños.

¿Y sabes?

Se sentía… raro. 

Es como que tienes un montón de ganas de disfrutar de un poco de libertad, pero en el momento en que la tienes, echas de menos lo otro.

La cosa es que esta fiesta era un poco peculiar porque…

Era a la misma vez fiesta de cumpleaños y fiesta de disfraces de Halloween.

Desde días antes había hablado con mi amiga y le había dicho que no tenía ni idea de lo que iba a disfrazarme.

No es que sea enemigo de los disfraces pero…

Simplemente tenía demasiado trabajo por hacer y me daba una pereza enorme buscar algo. 

Así que era mi manera de decirle que no.

Un poco antes del día de la fiesta, volví a hablar con ella y le dije que no me disfrazaría al final, y que íbamos a ser los raritos de la fiesta.

«Qué dices… píntate algo en la cara hombre…», me contestó.

Pero me parece patético porque eso sería un «quiero y no puedo».

Una mezcla extraña.

Así que nos arreglamos lo mejor que pudimos y allí aparecimos, desentonando completamente del resto de personas.

(Por cierto, había una monja maquiavélica que estuvo sembrando el caos durante toda la noche).

Pero en realidad no me di por vencido del todo.

Tenía un plan para que los del grupo no me vieran como el corta-rollos de la fiesta. 

Nada más bajar del coche se lo dije a Oriana… y se rio.

Y cuando mi amiga abrió la puerta…

Le dije «al final sí que he venido disfrazado», poniendo cara de interesante, como si fuera un agente secreto que ha conseguido infiltrarse en una organización clandestina.

«¿Cómo que has venido disfrazado?», me responde confundida.

«Voy de asesino en serie». (Se quedó un poco perpleja, mirándome con una media sonrisa.

Y claro, no pudo hacer otra cosa más que darme la razón.

Porque un buen asesino en serie y psicópata, entre otras muchas cosas, suele ir bien vestido para no causar una mala impresión y poder ganarse la confianza de sus víctimas sin que sospechen.

Desde luego…

NO estoy haciendo apología de ser un psicópata.

Pero más tarde reflexioné que esta técnica (que me acabo de inventar) puede ser realmente útil al escribir copy.

Porque al final, tu objetivo es poder introducirte en el espacio personal de tu cliente potencial, establecer una conversación con él e irle llevando a tu terreno sin ponerte en evidencia y que no note que lo que te interesa es su dinero.

(Entre otras cosas porque literalmente no debería ser así).

Es decir:

Tener su confianza y crear una relación con él es mucho más importante que tu producto, tu empresa y tus logros.

Quizá este consejo hubiera tenido más sentido en el día de Halloween.

Aunque le deberías sacar provecho durante el resto del año.

Bueno.

Hay quien para ganarse la confianza de los demás hace cosas como:

-Invitar a comer, a cenar y a beber

-Tener detallitos

-Regalar los oídos

-Dar mucho más de lo que le corresponde

-Poner su tiempo a disposición del otro

Y ya si nos ponemos en plan perros, también hacen cosas como:

-Ganarse a su entorno (familia y amigos)

-Hacer falsas promesas

-Aparentar quienes no son

-Manipular para dar una buena imagen

-Hacer «favores» con deuda

-Prestar dinero

-Follar creando falsas expectativas

En fin.

Que ninguna de estas tácticas son muy efectivas si quieres ser alguien que se mueve en sociedad o que no quiera vivir solo el resto de su vida, teniendo que mendigar un poco de calor en prostíbulos como el prota hijoputa de una película que vimos ayer por la tarde.

Y para que te compren, por supuesto que tampoco.

Para eso solo basta con decir la verdad de una manera atractiva, entretenida y aportar la información necesaria para que haga «clic» en la cabeza del cliente.

Si se te nota mucho que quieres vender y necesitas un camuflaje profesional en tus textos, pasa por aquí:

.

2 comentarios en «Mi técnica secreta de Halloween para escribir copy.»

  1. «solo basta con decir la verdad de una manera atractiva, entretenida y aportar la información necesaria para que haga «clic» en la cabeza del cliente.»

    El párrafo me parece brutal
    Me lo quedo y lo enmarco.
    Primera lectura de tu estilo y me has enganchado

    Responder

Deja un comentario

También mando emails diarios hablando sobre ganar más dinero escribiendo.

Si te interesa suscríbete a mi lista, te gustará lo que verás dentro.
Y entrando aquí tienes un aperitivo para ir abriendo boca.