Cómo superar el miedo a vender

Compartir con...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Puedes escucharlo también en Ivoox o Spotify.

Hoy me estaba acordando de mis mejores momentos en lo que a venta pura se refiere.

Mira, cuando comencé en esto del copywriting no lo hice por curiosidad, por probar ni por moda. Tampoco para ganarme un dinero extra mientras me quedaba en la comodidad de un «sueldo fijo».

Vaya dos palabrejas peligrosas y engañosas, por cierto.

Pero sigo.

Comencé en el copywriting porque quería una verdadera transformación en mi vida. Por aquel entonces llevaba 3 años trabajando como trompetista en orquestas y había estado viviendo en diferentes ciudades del norte de España.

Esa época también vino precedida por otra divertida y angustiosa historia que quizás te cuente en otro email.

El caso es que una vez me propuse vivir de la música.

Y después de haberlo conseguido, pese a que todo el mundo en mi entorno pensaba que era casi imposible, decidí que era el momento de pasar a otra cosa. Vivía de la música, sí. Pero no de la manera que deseaba.

Y antes de cogerle manía a lo que más me apasiona, decidí parar.

Yo quería volver a Cádiz, a mi tierra.

Ver el sol más a menudo, relacionarme con personas sin tener que pedir casi permiso, estar más cerca de mi familia y poder trabajar en algo propio. Sin depender de jefes, horarios ni viajes de madrugada.

El caso es que descubrir el copy fue como una revelación.

Me propuse que aprovecharía esa oportunidad, así que mi primera formación (que duraba 3 meses) la terminé en la mitad de tiempo. Hacía mis tareas y trabajos durante los ratos libres en los hoteles, mientras viajaba para tocar.

Cuando llegó la hora de tener que conseguir mis primeros clientes, no tuve ninguna duda de que lo haría pronto.

Y así fue.

En cuestión de días había cerrado el primero. Y será inolvidable porque era un proyecto demasiado grande para ser verdad en ese momento.

Fue con el YouTuber Runbenguo.

Únete a mi orange-letter.
Es fresca. Es entretenida. Y es gratis

Cada día recibirás un gajo (consejo/truco) sobre copywriting para tus textos, vídeos, emails o anuncios. ¿Entras?

Ese proyecto me hizo recuperar todo lo que había invertido en formarme.

Y todo lo hice sin haber publicado ningún contenido (cero autoridad), sin tener testimonios ni tampoco una web.

Solo con un email a puerta fría y una videollamada por Skype.

A día de hoy estoy trabajando dentro de su equipo aparte de tener mi negocio.

¿A dónde quiero ir a parar con esto?

Pues que muchos emprendedores se estancan y no se lanzan a vender nunca porque tienen la creencia de que no están lo bastante preparados o no tienen suficientes recursos. Otro pensamiento estúpido es querer comenzar por clientes pequeños, para ganar experiencia y poco a poco escalar a clientes más grandes.

Desde aquí, sentado con mi calefactor y mi manta, te aseguro que eso es mentira.

Si yo he podido conseguir bastantes ventas sin tener experiencia, sin ser muy talentoso y sin necesidad de mostrar un portfolio, se debe a tres factores: honestidad, confianza y pasión.

Nunca te diría que te comprometas a más de lo que puedes hacer.

Pero si en tu interior sabes que estás preparado para ir al siguiente nivel, solo necesitas ser honesto a la hora de ofrecer tu producto o servicio. Tener una autoconfianza de hierro para no dejarte sabotear por el síndrome del impostor y ponerle pasión a cada palabra que salga de ti.

Muéstrate como la persona que está detrás del negocio. Muestra tu personalidad, tus emociones y reconoce tus carencias. Preocúpate por tu cliente ante todo.

Y ya te he contado demasiado por hoy.

Para vender como no te imaginas solo necesitas poner copywriting de calidad en tus textos. Y si vas a pasar a la acción hazlo a través de este enlace:

https://www.ivanorange.com/copywriting-seo/

Iván Orange.

Compartir con...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario