Por qué la productividad «no te sale bien»

Compartir con...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Si algo tengo claro es que eso de perseguir dos liebres al mismo tiempo (como dicen los ingleses) no es lo mío.

Y lo compruebo rápidamente cuando tengo algo de prisa, cuando tengo varias ideas que quiero llevar a cabo o simplemente en algunas acciones cotidianas. Como, por ejemplo, cuando necesito alistarme rápido en el baño.

En esos momentos suelo intentar hacer varias cosas a la vez, como peinarme mientras me estoy lavando los dientes.

En mi mente todo funciona muy bien porque incluso me visualizo haciendo ambas cosas a la vez. Lo que me permite ahorrar tiempo.

Pero no es del todo así. Ahí estoy yo. Después de unos segundos, me miro al espejo y lo que veo me hace parecer mongolo.

Si intento prestarle atención al peine… dejo de mover el cepillo. Y a la inversa lo mismo.

Empieza como una especie de ritual extraño, el cual tengo que parar y completar cada una de esas acciones de forma individual. A veces, se puede perder mucho más tiempo queriendo inventar atajos extraños que enfocándote en una cosa a la vez.

Pero no he venido a hablar de si podría tener más destreza para hacerlo. Eso da completamente igual, así como tampoco importa si tú puedes, de hecho.

Lo que importa es que, siempre que quieras enfocarte en varias ideas a la vez, tu cerebro va a trabajar más despacio en el 99% de las ocasiones. Y cuando eso ocurre, tu productividad baja. El resultado de cada una de esas tareas es peor.

En fin, qué te voy a decir de la multitarea que no se haya dicho ya.

Si sigues creyendo en ella a estas alturas, deberías detenerte un momento a revisar tus hábitos diarios y la manera en la que gestionas tu vida y tu negocio. Probablemente llegues a la conclusión de que hay partes en las que malgastas demasiado tiempo y otras que las tienes descuidadas.

Pero, centrándome un poco más en lo que puede afectar a tu proyecto, el problema de fondo surge cuando tratas de comunicar varias cosas al mismo tiempo. Ya sea en tu web, tus vídeos, posts, anuncios, etc.

Algunos ejemplos comunes de lo que no deberías hacer:

  • Estructurar con la misma jerarquía y en el mismo espacio un lead magnet y un producto o servicio.
  • Poner 20 enlaces delante a una persona, porque ni ella misma sabrá a dónde le conviene clicar. (Esto suele ir muy ligado a los problemas de no ser claros a la hora de escribir la llamada a la acción).
  • Querer hablar de los problemas de tus clientes y de la gran empresa que tienes al mismo tiempo.
  • Hacer promesas a tus potenciales clientes que luego tú no llevas a cabo.
  • Pretender que te paguen lo que pides diciendo que sí a todos los clientes que te salen (independientemente de tu agenda, de las condiciones y de si son buenos clientes o no).
  • Estar en todas las áreas de tu negocio y no querer perderte las novedades de tu mercado.

Esta es una breve lista, aunque seguro que a ti se te ocurren algunas más. Y lo que es peor:

No puedes pretender vender mientras te centras en acumular tareas que nada tienen que ver con vender.

Desde publicar sin sentido en las redes sociales, pasarte el día en foros o grupos, o consumiendo formaciones y productos sin aplicar nada.

De hecho, muchas veces las formaciones o los libros suelen ser uno de los principales motivos de estancamiento. Podemos aprender mucho y quizás nos dejamos llevar por la tentación de probar diferentes ideas a la vez (algunas de ellas mirando a direcciones opuestas). Si sientes que no sacas provecho a lo que ves o lees, entonces tienes que hacer una lista de prioridades. No todo lo que encuentras en los libros o cursos debe resonar contigo. Y mucho menos llevarlo a cabo.

A mí me encanta leer, pero suelo tratar de hacerlo con un libro al mismo tiempo, para ser consciente de lo que estoy extrayendo y ver si realmente me puede funcionar.

Bien, pues uno de mis libros preferidos se llama «The One Thing» y en él se aborda la multitarea como si fuera una enfermedad. (Si aún no lo has leído, es un libro que te recomiendo encarecidamente que compres).

La mejor enseñanza se resume en que las cositas… una por una.

Los despistes es mejor dejarlos para el tiempo libre.

Al menos yo me permito el lujo de hacerlo así porque, cuando estoy escribiendo el copy de un encargo, no puedo permitir distraerme.

Tener foco conlleva una enorme responsabilidad en cualquier labor, relación, proyecto o trabajo que lleves a cabo.

Y es ahí donde muchos textos de venta fallan.

Incluso habiendo sido escritos con «intención copy».

A veces, puede ser por estar enfocados en las personas equivocadas y otras por falta de coherencia y originalidad. Unas veces pecan de agresivos y otras de blandos, o también por venirte arriba y creer que eso lo puedes escribir tú, simplemente por haber visto unos cuantos ejemplos.

No funciona tan fácil el tema, quillo.

Aunque, dependiendo de cada negocio, esos pequeños errores que casi son indetectables para quien no está entrenado aparecerán de una forma u otra.

Te recomiendo que eches un ojo a toda tu comunicación, en busca de:

  • Contradicciones
  • Incoherencias
  • Tecnicismos innecesarios
  • Falta de concreción
  • Justificaciones basándote en características o argumentos racionales de tu oferta
  • Imitaciones o copias de frases o expresiones que hayas visto por ahí

En resumen, busca la falta de sangre en las venas de tus textos.

Puedes seguir escribiendo a ver si un día de estos suena la flauta, o puedes empezar a generar más clics, más retención, más respuestas y más conversiones. ¿Tú sabes en qué pecan tus textos?

Iván Orange.



P.D: Si no tienes ni idea de cómo se hace esto y quieres que te enseñe a tener unos buenos hábitos comunicativos, puedes contactarme a través de este enlace:

https://www.ivanorange.com/visual-conversion-90

P.D 2: La productividad me vuelve loco (en ambos sentidos). Es uno de los hoyos en los que más caigo, pero cuando me pongo de verdad soy bastante cabezón. Y tú, ¿tienes algún libro que te haya cambiado la vida en este aspecto? Si es así, recomiéndamelo. Prometo añadirlo a mi nutrida lista de libros pendientes de Amazon.

Por cierto… ¿quieres aprender a escribir textos que generan dinero sin mentir, aparentar ni perseguir?👇

Sigue leyendo

Descarga mi ebook gratis

LA VENTA PERFECTA EN 7 PASOS

Sigue leyendo

Con este ebook vas a aprender:

  • La única y simple clave para lograr que los clientes estén deseando comprarte (página 4)
  • Por qué tu público no te escuchará a menos que te dirijas a él de esta forma (página 5)
  • Los 4 elementos que componen el problema de tu buyer persona (muy pocos los conocen y, si los usas bien, podrás conectar rápidamente con los clientes de cualquier sector - páginas 6 a 8)
  • El secreto de 6 personajes famosos del cine que puedes utilizar para que los clientes te sigan y confíen en ti, generando empatía y autoridad (páginas 8 a 10)
  • Qué debes mostrar en tu copy para que tu oferta sea creíble y te desmarques de la competencia (página 10)
  • La razón por la que un cliente no te comprará, a pesar de haber hecho todo lo anterior bien (y la manera más rápida de evitarlo - página 11)
  • Cómo convertir tus llamadas a la acción en máquinas de cerrar ventas o captar suscriptores (página 12)
  • La forma más segura de estructurar cualquier mensaje de venta (página 14)
  • Y algunas cosas más...
Compartir con...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario