Primer modelo de negocio con 14 años.

Hace poco Matías (mi hijastro y el cual me llama a mí «papaidrastro») me dio una sorpresa bastante grata.

La cual me hizo pensar dos cosas:

1) Que no muestra tanto desinterés por mi trabajo como yo pensaba.

2) Y que está aprendiendo sus primeras cosas importantes sobre persuasión y modelos de negocio.

Resulta que para el día de la Madre el tío preparó un regalo un tanto peculiar:

Como una especie de libro en miniatura (muy pequeño, lástima no haberle hecho una foto).

Dentro le regalaba algunos servicios irrechazables para cualquier madre, como:

-Tender la ropa
-Hacer un masaje
-Sacar canas (sí, es una extraña afición que tiene)
-Prepararle un té/infusión
-Fregar los platos (esto ya lo hace los fines de semana igualmente)
-Portarse bien durante un día entero (esto lo veo bien difícil)

Y así hasta 13 en total.

Cada tarea era en realidad un vale. Es decir, solo se podía usar una vez.

Pero eso no era todo.

También incluyó un anexo al final que decía «Si quieres recargar los vales solo tienes que pagar un euro».

En un apartado al final del minilibro indicó «Si quieres recargar el vale de cualquier tarea solo tienes que pagar un euro».

Un segundo anexo con «estos vales no pueden ser utilizados por Iván»

Y terminó rematando con la jugada maestra:

«Si te arrepientes de haber recargado un vale, el euro no se devolverá, lo siento».

Ohhh, ohhhh…

No solo nos hartamos de reír sino que en cierta manera sentí alegría por dentro.

Los niños hoy en día creen que es una obligación de sus padres el darles una paga. Y no cualquier paga. Pagas de 5€,10€ incluso 20€ he visto (por semana). En muchos casos aun siendo niños malcriados, vagos y que no tienen inquietudes más allá del tiktok.

Cada uno que haga lo que quiera, por supuesto.

Nosotros les damos propina cuando de verdad se lo merecen pero prefiero que sean ingeniosos y busquen sus propias formas de ganar dinero.

Cuando realmente tienes la necesidad, la creatividad aflora.

Así que si él con 14 años ha podido:

-Pensar posibles problemas o puntos de dolor de su madre
-Buscar una manera de solucionarlos
-Idear un producto simple y atractivo
-Y hacerlo replicable y escalable con dos sutiles mensajes…

¿Qué te está frenando a ti?

Con la búsqueda de ideas y creación de productos no puedo ayudarte de momento.

Pero supongamos que tienes algo que funciona. Algo que es bueno para tu mercado.

Y que incluso sabes a quiénes mostrárselo.

Vale, solo te falta saber comunicarlo para que resulte mucho más atractivo y te lo compren más personas. Y en ese caso puedo ayudarte escribiendo tus textos aquí:

https://www.IvanOrange.com/Copywriting

Keep moving.

Iván Orange.

Deja un comentario