Un nuevo tipo “secreto” de investigación que, aunque te permitiría conocer a la gente a un nivel injustamente privado, no podrás usar

Hace poco descubrí un nuevo tipo de investigación.

Y si se pudiera usar para el copywriting, permitiría llegar a una parte muy profunda de la psicología y la vida del comprador, de forma mucho más precisa y eficaz que hacerse cientos de preguntas o de hablar cara a cara con la gente.

Solo hay un pequeño inconveniente:

En realidad es muy difícil acceder a este tipo de información.

Por no decir imposible. Enseguida te cuento por qué.

Antes, tienes que saber que a mí me encanta escuchar música mientras trabajo. Tengo unos auriculares que me los compré cuando iba a la universidad (hace más de diez años) pero que todavía se siguen oyendo como el primer día.

Y apuesto a que todavía lo hace mejor que las marcas más conocidas.

Bueno pues las almohadillas de los auriculares estaban totalmente desgastadas y agrietadas así que me metí en amazon para comprar otras, pero esta vez el tamaño XL, que aparte de ser de mejor calidad, eran más grandes, más cómodas y aíslan aún más el sonido.

Después de añadirlas al carrito empecé a echar un ojo a otros productos.

Concretamente a los que tenía guardados en mi lista de deseos.

Ahí sobre todo tengo un montón de libros que me gustaría ir leyendo poco a poco.

Pero mi cuenta de amazon tiene una peculiaridad, y es que tenemos la versión Prime compartida con uno de mis cuñados.

Así que…

También había una lista de deseos de mi cuñado y su mujer.

Estuve dudando por unos momentos pero la curiosidad se apoderó de mí.

Miré a un lado y a otro para comprobar que nadie me veía —cosa estúpida porque en mi oficina solo estoy yo— y le di clic a su lista de deseos.

Y después de ver un poco por encima todo lo que tenían allí guardado (te adelanto que no había nada morboso, sexual ni bizarro) me di cuenta de que…

¡Las listas de deseos son un lugar casi mágico para conocer a una persona!



Piénsalo,

Allí guardas cualquier cosa que te gustaría tener, aunque no la puedas comprar en el momento.

Y si sabes interpretar correctamente qué motivos o deseos (valga la redundancia) se esconden detrás de cada producto en la lista, estoy 100% seguro de que podrías hacer una radiografía muy nítida de cómo es esa persona.

No solo sabiendo lo que le gusta.

También te permitiría entrar en su cabeza para ver cómo podría ser su vida, qué hobbies tiene, dónde le gusta gastar su dinero, etc.

Como decía, solo hay un problema:

NO puedes acceder a las listas de deseos de amazon del mercado.

Es una especie de utopía, de amor platónico.

Aun así, existen otras maneras de llegar a esa «lista» de deseos, problemas, inseguridades, etc. de tus posibles clientes, igualmente eficaces.

Aunque sí es cierto que llevan bastante más trabajo y tiempo.

Yo investigo de una manera que puedo llegar a los pensamientos más profundos y privados, a cosas que normalmente tendrían vergüenza de hablar con amigos o familia.

Y cuando escribo un texto de venta basándome en todo eso…

Me resulta prácticamente imposible no conectar con su lado más emocional y animal, sin dejar de lado los puntos fuertes y necesarios de razonamiento y justificación.

Bien.

Si quieres tener un mensaje de ventas tan potente que no solo sea eficaz para tus clientes sino envidiado por tu competencia (con el riesgo de ser ridículamente copiado), puedo ayudarte por el link de abajo.

Tengo un poco de lista de espera, pero creo que merece la pena.

Aquí:

https://www.ivanorange.com/Copywriting

Keep moving.

Iván Orange.

Deja un comentario

También mando emails diarios hablando sobre ganar más dinero escribiendo.

Si te interesa suscríbete a mi lista, te gustará lo que verás dentro.
Y entrando aquí tienes un aperitivo para ir abriendo boca.