La mecánica de la grandeza.

Si te ofrecen 400 pavos ahora, pero puedes tener 700 dentro de tres meses, ¿cuál eliges: el cash rápido o más dinero después?

 

El email de hoy encierra una tremenda y esplendorosa lección.

Ya no de venta.

Lección de éxito, de vida.

Leí la frase de arriba recientemente en un artículo sobre Tom Brady.

Quizá te suene lo mismo que a mí antes de que lo mencionaran: nada.

Tom Brady es uno de los deportistas más en forma y con mejores resultados en el fútbol americano.

El man tiene 44 años y, mientras la mayoría de los compañeros de su edad están retirados, cojeando y pensando en ponerse una cadera nueva, él sigue compitiendo a un nivel espectacular.

Creo que esta temporada había hecho más de 5.000 yardas y 50 touchdowns.

Esto ha provocado que muchísima gente esté hablando de él.

Y una de las cosas que dicen es que «este tío tiene mejor genética que la de Yoda, vaya cuánto aguanta el cabrón» o «pufff, este todavía es capaz de mirarte y hacerte un hijo».

Como siempre, eso lo dicen los eruditos que no han conseguido nada en su vida y que piensan que el éxito de los demás viene dado de nacimiento porque Dios quiso tocarles con su pene divino.

DEDO, quise decir dedo.

 

 

Y el secreto de su rendimiento es que no hay ningún secreto.

Pero no voy a ser tan soso de decirte «¡lo único que necesitas es disciplina!» porque tampoco es así.

A ver, claro que se necesita disciplina.

Pero también puedes tener la disciplina de un pequeño comerciante chino que abre hasta después de muerto, que si esa disciplina la empleas en malos hábitos y decisiones erróneas…

Te vas al carajo igualmente.

Esto va de otro concepto llamado:

 

Descuento de Recompensa Atrasada

 

«¿Y qué significa esa mierda?», te preguntarás.

No te lo cuento, te lo muestro.

En la primavera del año pasado, Brady participó en una exhibición de golf creada por Phil Mickelson y Tiger Woods en Florida.

Hacía calor y estaba lloviendo.

Sin embargo, un par de horas antes de empezar, vieron a Brady en el aparcamiento del club de golf.

Estaba haciendo sprints.

«¿Qué demonios estás haciendo?» le preguntaron.

«Estoy tratando de ganar un Super Bowl», respondió Brady.

Teniendo en cuenta que la Super Bowl se celebra en febrero…

Eso significa que se estaba preparando prácticamente un año antes.

Pues eso es el Descuento de Recompensa Atrasada.

Si te ha parecido demasiado básico, hay una woman que fue preparadora física de los Yankees de Nueva York durante 14 años, y que ahora se dedica a formar a ejecutivos de negocios.

Pues esta tipa dijo que en los deportes de élite:

«No juzgas el valor de una actividad por cómo la sientes en el momento, sino por cómo te sientes cuando terminas.»

Trabajan por la recompensa atrasada.

 

 

Ahora…

No sé si eres capaz de ver la tremenda conexión que tiene esto con la venta y con conseguir cualquier meta que sea difícil.

Pero esta es la diferencia real entre quienes consiguen cualquier tipo de éxito y los que no.

De hecho,

este es el método más predecible para tener éxito.

Crear un negocio rentable… escribir todos los días aunque no vendas nada para poder vender mucho en el futuro… tener un estilo de vida donde puedas trabajar lo menos posible y hacer lo que te salga de las pelotas con tu dinero… poder ver crecer a tus hijos…

Todo eso es imposible sin estar dispuesto a renunciar a la gratificación inmediata, en pos de los resultados a largo plazo.

Por ejemplo, esto sucede mucho con los copywriters.

Puedes tener grandes aspiraciones y querer ser un gran copy, pero…

¿Estás a la altura de esas aspiraciones?

Desde luego que haciendo más cursos y acumulando conocimiento en las estanterías de tu cerebro, no.

No importa que hoy hagas lo mejor, si no puedes hacer lo mismo mañana.

 

 

La razón por la que la mayoría de personas se quedan estancadas en la mediocridad es porque esta explicación del éxito es quizá lo menos sexy que hay.

Entonces, no lo copian.

Prefieren copiar a quienes les hablan de mentalidad, de pensamientos positivos, de hacer networking o de la técnica que traerá el equilibrio a la galaxia.

Bueno, suficiente por hoy.

Lo último que te digo es que pienses esto:

El copywriter que serás dentro de 365 días lo estás construyendo hoy.

La pregunta es ¿estás haciendo lo suficiente?

Si crees que no, puedo ofrecerte un entrenamiento intensivo aquí:

https: // www.ivanorange.com / CopyenBandeja

Keep moving.

Iván Orange.

Deja un comentario

También mando emails diarios hablando sobre ganar más dinero escribiendo.

Si te interesa suscríbete a mi lista, te gustará lo que verás dentro.
Y entrando aquí tienes un aperitivo para ir abriendo boca.