Lo no-tan-bueno vende mucho.

Compartir con...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Hay gente negativa, gente realista y gente tóxica.

Es importante diferenciar estos tres conceptos, porque a la hora de vender y escribir copy pueden resultar tremendamente interesantes.

Siempre se suele decir que no queremos estar con personas negativas.

Y en parte, es cierto.

Sobre todo, si no aportan absolutamente nada.

Cuando vivía en Sevilla, tenía una buena amiga que era muy buena, pero muy pocos la soportaban. Es de esa clase de personas que no son capaces de ver nada positivo en su vida.

O reconocer alguna virtud propia.

Y es la clase de personas de las que la gente se va alejando con el tiempo.

No por maldad, sino por salud mental.

Pero no sé si te has fijado en que, a la hora de comprar, la gente hace más caso a las opiniones negativas que a las positivas.
Si sueles comprar online, estoy seguro de que alguna vez te habrá pasado.

Si nunca te ha pasado, pues a lo mejor alguna vez te la han colado.

Un ejemplo rápido y curioso con Amazon.

Vas buscando un producto. Lo encuentras. Haces click y pasas de las fotos. Vas directamente a las opiniones.

Las primeras 10 opiniones son muy buenas.

Y cuando parece que ya te sientes seguro para comprar, aparece una opinión mala.

Una estrella. Y ahí tu cerebro activa las alarmas.

No sé por qué, pero estamos programados así. Las personas le damos muchísima más importancia a lo que nos parece malo que a lo bueno. Pasa lo mismo con los comentarios positivos de los seguidores y los trolls.

Pero ese es otro tema.

Entonces, ¿por qué a veces nos gusta lo negativo y otras veces lo rechazamos?

Lo que yo creo es:

Aceptamos lo realista y rechazamos lo negativo.

Cuando digo realista, me refiero a que alguien nos muestra aspectos de aquello que queremos comprar que debemos tener en cuenta.

Básicamente es el contraste perfecto a las promesas de valor.

Otro ejemplo rápido.

Estás leyendo sobre un protector de pantalla para el móvil.

Lo quieres antihuellas, antiarañazos, anticaídas y antiataques nucleares.

A la mayoría de personas les ha funcionado de maravilla, pero hay una que dice que a la segunda caída se le ha rajado.

Esto no quiere decir que el producto sea (a priori) malo.

Solo quiere decir que el producto no es infalible al 100%. Que no es perfecto.

Y eso es algo que genera muchísima más credibilidad y confianza que pretender mostrar un producto irrompible o que no falla.

No lo hagas a menos que lo tengas 100% claro. Y aun así, yo que tú no lo haría igualmente.

Mira lo que le pasó al Titanic.

Esto es algo imprescindible para vender y para luego no quejarnos de que nos han estafado. Es decir, no crearnos falsas expectativas.

Bueno.

Todo esto es para decirte que no se puede ser todo el tiempo happy flower.

Eso no es creíble. Ni en la vida ni en las ventas.

Y tampoco puedes caer en el error de ser negativo, catastrófico.

Pues uno no es tonto y no va a querer tirar el dinero.

La clave es ser, simplemente, realista. En lo bueno y en lo no tan bueno.

Aunque no es tan fácil como parece. Por eso mucha gente lo hace mal.

Total, si quieres recibir muchos más consejos sobre enfoques y ángulos de venta dentro del copywriting, puedes apuntarte a mi adictiva newsletter. Aquí abajo:

www.ivanorange.com

Compartir con...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 comentarios en “Lo no-tan-bueno vende mucho.”

  1. Hola Iván,

    como dices, las personas negativas no tienen éxito por temas de salud mental. Porque compromenten psicológicamente a otras personas.

    Sin embargo, el hecho de que un producto tenga opiniones negativas no compromete a nada. No te va a cargar la cabeza.

    Un abrazo
    Carolina

    Responder
    • Exactamente Carolina.

      De hecho, si un producto no tiene ninguna opinión negativa o disonante, creo que puede llegar a ser contraproducente, porque lo que es tan tan bueno, genera desconfianza.

      Por no hablar de que una crítica negativa siempre se puede reconvertir en un argumento de venta, lo cual es doblemente positivo.

      Gracias por comentar.

      Responder

Deja un comentario