Delicado copywriter del cine franchute.

«Las películas son más armoniosas que la vida. No hay atascos de tráfico en las películas. Las películas se mueven como trenes, entiendes, como trenes en la noche. Gente como tú, como yo, lo sabes bien, estamos hechos para ser»

-François Truffaut.

 

Hace poco me encontré con un vídeo de este fallecido actor y director de cine.

En el vídeo salía el making off de algunas de las escenas que dirigió.

En una salen un man y una woman en un portal.

Ella (que se parece por cierto a una amiga que según Oriana tiene un matrimonio de mentira…y yo creo que es verdad…) está hablando con él.

Solo que en una pose super coqueta.

Como en plan «esta noche tú y yo podemos pasarlo très bien».

El director se da cuenta de que están zorreando y que no está quedando natural.

Y entonces interrumpe la escena para corregirle la colocación de su cabeza.

En otra escena hay uno caminando, aparentemente normal.

Pero cuando se aleja la cámara…

Está andando como si fuera un caballo porque va caminando entre unos raíles super feos por donde se mueve el cámara.

Visto en ese plano, es muy antinatural y lo que no sé es cómo no se cae de boca.

 

 

Luego por ejemplo sale otra rubia que está apoyada sobre una barandilla o algo así.

Pero tiene las manos encogidas, como si tuviera artrosis.

Entonces llega otra vez el Francisco, le coge las manos y le dice «tía, así no te pongas que das grima, pon las manos bien, joder, que se te vea la manicura que pa’ eso nos hemos gastado el dinero.»

(Disclaimer: mi interpretación de los diálogos es puramente subjetiva, entre otras cosas porque no se oyen las conversaciones y no hay subtítulos).

Y en la última escena sale otro man que se parece a Matías Prats con bigote, al que no paran de colocarle un cartón en el foco que lo alumbra, nivelando qué cantidad de luz le tiene que llegar para crear esa atmósfera ideal para que encaje en el ambiente de la película.

 

 

En fin, que no sé si mis análisis serán los más correctos porque no soy ningún experto en cine.

A mí lo que me gusta de las películas es que no sean un coñazo.

Punto.

Pero algo de lo que sí estoy seguro es que esas mecánicas de los directores son muy similares a las mecánicas de los copywriters.

Si el copy es bueno, te darás cuenta porque desde fuera parece que es fácil lo que escribe.

Lo hace ver tan sencillo, tan armonioso, que dices «joder, si eso puede hacerlo cualquiera.»

Pero claro, luego intentas imitarlo y te das cuenta de que…

No tienes ni puta idea de posar (escribir creíble, persuasivo y natural a la vez).

No sabes qué planos (enfoques) usar.

Tu trama (concepto de venta) no tiene ningún sentido.

El copywriting es exactamente hacer cosas nada estéticas y muy minuciosas por detrás, cuidando cada mínimo detalle…

Para que cuando el espectador lo lea desde fuera lo disfrute.

Y si coqueteas lo suficientemente bien, igual hasta te saque la tarjeta.

Entonces:

Si eres copy y sientes que tu escritura no es lo fluida, convincente, atractiva y perfeccionada que te gustaría, en el enlace de abajo puedes aprender mucho más que con cualquier curso o programa de copywriting:

https://www.ivanorange.com/copy-en-bandeja/

Keep moving.

Iván Orange.

Deja un comentario

También mando emails diarios hablando sobre ganar más dinero escribiendo.

Si te interesa suscríbete a mi lista, te gustará lo que verás dentro.
Y entrando aquí tienes un aperitivo para ir abriendo boca.