No te enfades con el espejo si eres feo

La ingeniosa frase del título se la dijo el mítico e inigualable Putin a Biden.

¿Por qué? Por puras tonterías infantiles…



BIDEN: Tú nos llevas puteando muchos años.

PUTIN: Pues tú a nosotros más.

BIDEN: ¿Qué hablas, primo? ¿Qué me dices sobre los ataques ciberespaciales que nos has estado haciendo en nuestra propia casa?

[Asesor de Biden le susurra al oído]: Sr. Presidente, está usted equivocado en cómo ha definido los ataques.

BIDEN: Qué dices, tú flipas Tommy. ¿No se dice «ciberespaciales» porque van los viruses informáticos volando por el espacio? ¿Ehh-ehh?

[Asesor de Biden]: No, señor.

BIDEN: ¿Cibervirtuales?

[Tommy]: Me temo que no, señor.

BIDEN: Te estás pasando, Tommy. Me estas dejando en evidencia delante del Dobby ruso este… ¿Acaso tú sabes cómo se dice, listillo?

[Tommy]: Señor Presidente, por favor, no me pellizque el pezón. Ya le dije que lo tengo muy sensible.

PUTIN: Oye chavalucos, ¿qué está pasando ahí? Tengo prisa, he quedado en el traktir.

BIDEN: Nada, tú espérate que ahora te digo cuatro cosas. (Mira a Tommy). ¿Qué pasa, eres un debilucho? Las generaciones de ahora no aguantáis nada, joder. ¿Que te duelen los pezones? ¿Tú has combatido alguna vez, chaval?

[Tommy]: No señor.

BIDEN: Ahhhhh, ¿ves? Ya decía yo. Si hubieses estado como yo en la guerra de… sí joder en esa que se llama… bueno, no me acuerdo. Pero en esa. Si hubieses estado ¡no llorarías como una nena por un jodido pellizco en el pezón!

[Tommy]: Señor, por favor, bájese del sillón y deje de pellizcarse los pezones. Está usted haciendo el ridículo.

BIDEN: Ya ya… lo que tú digas. Entonces ¿me vas a decir que eres el listillo que sabe cómo se dice lo de los ataques ciberestelares?

[Tommy]: Tampoco se dice así. De hecho… Se dice «ciberataques», señor.

BIDEN: ¡Exacto! Y el putero este nos ha hecho así de muchos (hace el gesto de abrir y cerrar la mano uniendo los cinco dedos por la punta, denotando una cantidad ingente).

PUTIN: ¡Sí, ¿qué pasa?! Ustedes nos robasteis la llegada a la luna, putos yankis de mierda, que siempre queréis ser los protagonistas en todo.

BIDEN: Te jodes, Vladimir. Pero tú eres cruel con tus disidentes. Yo… mira. El otro día invité a tomar café a casa a los que asaltaron el Capitolio, no quiero rencores ni malos rollos ¿sabes?

PUTIN: Pero qué payaso eres. Si tú estás censurando y agrediendo a tus ciudadanos por sus ideas políticas… Puto viejo lunático.

BIDEN: Sí… fíjate si soy lunático que… ¡Mi país tiene una bandera en la puta luna y el tuyo no!

PUTIN: Te odio.

BIDEN: Ese odio es una proyección interior. No me odias a mí, te odias a ti.











Bueno, y así estuvieron todo el rato por lo visto.

Lo que tienes que sacar de aquí es que para tener un negocio que te genera dinero y no estar jugando a ser empresario o a ser copyhyper

No puedes echarle la culpa de lo que te pasa al mercado.

Ni al covid.

Ni al tamaño de tu lista.

Ni a que estás empezando en esto.

Llegar a la madurez pasa por reconocer que no tienes que enfadarte con el espejo si eres feo.

Y para dejar de ser feo de cara a tus potenciales clientes, y ser responsable de que quieran elegirte a ti y no a otro…

Entra en la lista de espera de Menos Cuentos y más Historias:

https://www.ivanorange.com/Copywriting

Keep moving.

Iván Orange.

Deja un comentario

También mando emails diarios hablando sobre ganar más dinero escribiendo.

Si te interesa suscríbete a mi lista, te gustará lo que verás dentro.
Y entrando aquí tienes un aperitivo para ir abriendo boca.