Algo que era cierto en 1837 y lo sigue siendo ahora.

“Un hombre siempre tiene dos razones para hacer cualquier cosa: una buena razón y la verdadera razón.” 

 

Esto lo dijo JP Morgan en algún momento de su vida.

Y era tan cierto cuando nació en 1837 como lo sigue siendo ahora y como lo seguirá siendo dentro de doscientos años.

Si tú piensas que la gente compra por las razones que dice que compra…

estás bien jodido.

Si crees que la gente realmente verbaliza lo que quiere…

estás más jodido aún.

Y como la mayoría de los ex-pertos del circo gurú y emperdedores que enseñan sobre marketing, ventas y copy todavía no entienden esto de verdad…

seguir consejos gratis de cualquier red social te puede salir muy caro.

Puedes creerme o no, y puedes hacer lo que te dé la gana.

Ese no es mi problema.

Pero esto tampoco dejará de ser cierto.

¿Por qué te digo esto?

Porque las redes sociales están inundadas de consejos del tipo:

-«La gente compra por emoción y justifica con lógica»

-«Tienes que llegar al corazón»

-«Tienes que escribir buenos emails»

-«Aprende copy y no pasarás hambre en tu vida»

Y cosas así.

Y claro…

Luego ves que hay copyhypers que no son capaces de captar ni un solo cliente y te das cuenta del postureo.

Y este tipo de personas son las que te hacen creer que para vender, tu misión es conseguir que el lector se emocione tanto que se corra.

Literalmente.

Que según te lea, se lleve la mano a la entrepierna y no pueda evitar masturbarse.

Y luego te escriba un email o te mande una carta cual grupi enfermo pidiéndote hacer cruising o el matrimonio directamente.

Escucha.

Para que entiendas cómo funciona esto de la persuasión debes entender que una persona compra esencialmente por dos razones:

1) la razón que da a los demás

2) la razón que se da a sí mismo

Es imposible que una compra se base solamente en una de esas dos razones.

Las dos coexisten y se retroalimentan.

Siempre.

Sin excepción.

 

 

Puede parecer algo complicado, y al principio lo es.

Porque un buen mensaje de ventas tiene que ser como un bombón con burundanga.

Si entiendes la última frase y tu negocio o empresa no está explotando todas las ventas que podría por internet, quizá te interesa entrar en mi newsletter.

Cada día comparto alguna lección sobre copywriting, ventas, email marketing, marca personal o cualquier otra cosa que tenga que ver con ganar dinero en internet.

Ya hay casi 4000 personas dentro, pero nunca es tarde.

Te registras en el formulario de abajo:

.

Deja un comentario

También mando emails diarios hablando sobre ganar más dinero escribiendo.

Si te interesa suscríbete a mi lista, te gustará lo que verás dentro.
Y entrando aquí tienes un aperitivo para ir abriendo boca.